llame a nuestros abogados de granada
Abogados en Granada expertos en Derecho Laboral
Pensión de jubilación
Litigalia Abogados le ayuda con un despido improcedente
Consulte ahora con verdaderos especialistas en Derecho Laboral

Abogados especialistas en Derecho Laboral

Háganos su primera consulta y nos pondremos en contacto con usted.

Abogados Laboralistas en Granada

En Abogados y Asesores Granada somos un equipo de expertos en Derecho Laboral que tienen una larga experiencia en atender, asesorarle y resolver cuestiones relacionadas con el mundo laboral. Le ayudaremos con contratos, si necesita una prestación por incapacidad, si está afectado por un ERE o si ha llegado el momento de cobrar la jubilación.
  • Condiciones en el trabajo
  • Prestación por incapacidad
  • Inspección de trabajo
  • Abogados laborales en Granada

El mejor asesoramiento

Defendemos sus derechos

Trabajo cómodo y seguro

858 986 784

Contacte con nosotros si tiene problemas en el trabajo

Asesoramiento y asistencia legal

Despidos colectivos (ERE)

Eficacia y trato personalizado en Granada

Localización Abogados y Asesores Granada
Abogado Abogado Laborista Abogados laborales Abogados y Asesores Granada Acogimiento Adopción Ahorro privado Años cotizados Asesoramiento Asesoramiento financiero Asesoría Autónomos Beneficiarios de FOGASA c Comité de empresa Comité de huelga Comité intercentros Competitividad de empresa Condiciones de trabajo Contacto Contrato fijo-discontinuo Contrato para emprendedores Contratos Convenio regulador Convenios colectivos Crisis empresarial Delegados de personal Delitos Derecho Civil Derecho de Extranjería Derecho de Familia Derecho Laboral Derecho Mercantil Derecho Penal Derechos y obligaciones Derechos y obligaciones del trabajador Descanso por maternidad Desobedencia laboral Despacho de Granada Despido colectivo Despido disciplinario Despido improcedente Despido objetivo Despidos Dirección Provincial de la Inspección de Trabajo de la Seguridad Social Discapacidad Divorcios Empleador Empleados Empresario Equipos de trabajo ERE Estatuto de los Trabajadores Estudio de salario Expediente de Regulación de Empleo Familia numerosa Fiestas Laborales Fiestas Locales Fondo de Garantía Salarial Formulario on-line Fundar empresa propia Galería1 Galería2 Granada Gremios Huelga Impago de salarios Incapacidad laboral permanente Incapacidad laboral temporal Incapacidad temporal Indemnizaciones Informes médicos Infracciones graves Infracciones laborales Infracciones leves Infracciones muy graves Inspección de trabajo Inspectores Integridad física IRPF Jubilación Legislación laboral Ley de Prevención de Riesgos Laborales Madre trabajadora Ministerio de Empleo y Seguridad Social Movilidad funcional Nacimiento Normativa Noticia1 Noticia2 Noticia3 Noticia4 Pausa del bocadillo Pensión de jubilación Pensión de la Seguridad Social Pensionistas Permiso de maternidad Prestación por incapacidad Prestación por paternidad Proceso electoral Protección de los datos personales PYMES Razones organizativas Razones técnicas Rentabilidad Laboral Representantes de la empresa Representantes de los trabajadores Revalorización Riesgo durante el embarazo Riesgo en la lactancia Sanciones Seguridad e higiene Seguridad Social Sindicatos Sistema de pensiones Sociedades Trabajador conflictivo Trabajadores

Relaciones laborales

Relaciones laborales
Cuando el trabajador puede disponer plenamente sobre el modo de ejecución de su trabajo estamos ante el trabajo autónomo. El criterio de distinción entre uno y otro es la existencia o no de ordene ajenas sobre el modo de ejecutar el trabajo. La dependencia no significa que se tenga que trabajar dentro del recinto. Así a modo de ejemplo tenemos el trabajo a domicilio.

Rretribuido: si la motivación principal es la adquisición de una ventaja económica nos encotramos ante el trabajado retribuido, si la motivación principal es altruista nos encontramos ante el trabajo benévolo o de favor.

Que el trabajo sea por menta ajena no siempre conlleva que sea retribuido, pensamos por ejemplo en los trabajos de buena vecindad.

La esclavitud y la servidumbre son, las dos formas institucionales de trabajo forzoso de mayor relieve histórico. Los dos periodos de vigencia de una y otra son empartes coincidentes, la diferencia entre ambas está en el reconocimiento en la servidumbre de una esfera de autonomía al individuo que conlleva unos ciertos derechos en su vida personal y familiar.

La esclavitud: en la edad antigua es la forma más frecuente de trabajo por cuenta ajena, es una relación en la que una persona (dueño), tiene facultades de uso, disfrute y disposición sobre otra persona (esclavo), a la que rebaja a la condición de cosa o semoviente. Entre las facultades de dominio está la de hacer trabajar a los esclavos, la de aprovechar su fuerza de trabajo y la de apropiarse de los frutos o resultados del mismo.

La servidumbre: a diferencia del esclavo, el siervo es siempre un sujeto de ciertos derechos, en la esfera personal y familiar. Si bien no puede disponer libremente de su propia actividad productiva, teniendo que aplicarla con carácter forzoso al servicio del señor feudal. Además, el trabajo en régimen de servidumbre es por cuenta ajena y lo resultados del mismo son adquiridos por el señor feudal.

Los gremios: en la edad media surge una nueva realidad de trabajo libre, cuyo ámbito es la vida en las incipientes ciudades, donde se desarrolla el comercio, la artesanía o los talleres. En este contexto surgen los gremios, como agrupaciones de sujetos que desarrollan tales actividades. Se distinguen tres categorías socio profesionales:
-la primera, el maestro que al mismo tiempo es trabajador por cuenta propia
- la segunda categoría, es el oficial que es el trabajador por cuenta ajena
- y en tercer lugar, está el aprendiz que también presta servicios en régimen de ajenidad al tiempo que aprende y adquiere habilidades y aptitudes del oficio.

Servicios jurídicos: abogados laboralistas

Servicios jurídicos: abogados laboralistas
La asistencia profesional y personalizada hará que, en gran parte de los casos, las resoluciones judiciales se decanten a favor de los clientes. Desde despachos de letrados especializados, se proponen servicios jurídicos específicos... atención por parte de abogados laboralistas que se ocupan de diferentes ramas dentro del Derecho Laboral. Entre las acciones legales que se proponen, se hallan los recursos y otros trámites legales ante los ERES o expedientes de regulación de empleo. Los empleados de PYMES o grandes empresas, así como de instituciones u organismos públicos o privados, habrán de obtener la asistencia debida también en todo lo relativo a accidentes laborales. Una de las cuestiones más sensibles en este tema son los accidentes laborales, así como las enfermedades que se provocan en el ámbito profesional.

Un abogado laboralista deberá prestar la ayuda adecuada para que los clientes hallen el grado de incapacidad que realmente les corresponde. En algunos casos, las empresas se sirven de equipos de abogados y de aseguradoras que tratan de rendir el máximo beneficio para la empresa a costa del empleado.

Estas situaciones pueden evitarse a través de los servicios jurídicos de abogados laboralistas... asistencias personalizadas que se proporcionan en Granada, tanto en la capital como en lugares de los alrededores. Otro ámbito que tratan los abogados especializados en el área laboral, es de los desplazamientos.

Estos y los traslados forzosos se producen a veces en situaciones no acordes a la ley, pero los interesados no hallan la protección legal necesaria, ni por supuesto el asesoramiento adecuado. Una de las cualidades de los despachos de abogados expertos en temas laborales, es la comunicación con el cliente, el cual ha de saber en todas facetas del proceso, cuál es su verdadera situación. Los abogados laboralistas le prestarán ayuda para que solvente en el mínimo tiempo posible, situaciones que de otro modo pueden demorarse demasiado, con las consiguientes molestias.


Modificaciones estructurales de las sociedades

Abogados de Derecho Mercantil en Granada
El concepto mercantil de modificación estructural de una sociedad se inscribe dentro de la idea de la adecuación de la organización de la empresa a las exigencias del mercado. Se trata de una categoría jurídica muy amplia específicamente regulado en la Ley 3/2009 de 3 de abril, sobre modificaciones estructurales de las sociedades mercantiles (en adelante LME), pero cuyo concepto preexistía a su regulación en el ordenamiento español.

En general, las modificaciones estructurales se caracterizan por afectar a la forma en la que una sociedad se organiza (ya fuera originaria o posterior), suponiendo modificaciones que afectan a los pilares básicos de la sociedad modificada. En definitiva, estas modificaciones pueden afectar tanto a la forma jurídica de la sociedad, pueden suponer la unión de varias sociedades o la creación de otras a partir de la originaria, etc.

Como ya indicábamos al principio, estas modificaciones están reguladas en la LME, esta regula en su artículo primero cuáles pueden ser consideradas modificaciones estructurales. ¿Qué quiere decir? Que el legislador ha querido que la enumeración del artículo primero constituya un numerus calusus, es decir, que solo revestirán la eficacia prevista en esta ley, las operaciones con cobertura en la misma.

En otras palabras, aquellas figuras que no se encuentren expresamente reguladas en el texto legal no podrán aplicar por analogía el régimen previsto bajo la pretensión de lograr los mismos efectos.

¿Cuáles son estas operaciones? El listado está constituido por las transformaciones (el cambio de forma societaria, conservando la personalidad jurídica), la fusión (la unión de varias sociedades para la creación de una nueva o la absorción de una empresa por otra), la escisión (división de una en varias sociedades) total o parcial, la segregación (trasmisión retribuida en bloque de partes del patrimonio a una(s) sociedades), la cesión global de activo y pasivo y el traslado de domicilio en la sociedades mercantiles.

Abogado laboralista en Granada

Abogado laboralista en Granada
A partir de la asistencia de un profesional de la abogacía especializado en el ámbito laboral, los trabajadores, socios y otras personas involucradas en conflictos de índole laboral, podrán ver satisfechas sus necesidades de protección y representación ante la Ley. Los litigios entre las partes han de resolverse por la vía más rápida posible, haciendo que los trámites se agilicen y el cliente obtenga resultados satisfactorios en varias facetas.

Una de ella puede ser el tema de los despidos, un asunto siempre complicado que hay que abordar con profesionalidad. Cuando reciba un despido, debe ponerse en contacto con profesionales especializados en Derecho Laboral y Seguridad Social. Ellos le ayudarán a obtener las correspondientes indemnizaciones y le asistirán para la demostración de despidos improcedentes, en el caso de que se den.

El asesoramiento jurídico será de gran importancia en estos casos, pues de una buena asistencia en este sentido, dependerán las cuantías y beneficios que son obligatorios en algunos casos, pero que algunas empresas tienden a ahorrarse mediante triquiñuelas que los abogados laboralistas detectarán inmediatamente.

Confíe en un abogado laboralista en Granada que, muy cerca de Vd., le atenderá en toda circunstancia relacionada también con obtención de jubilaciones. Hay que tener presente que en este caso, las sucesivas leyes y los cambios que han sufrido, han convertido las actuaciones en este ámbito en complicadas y muy personalizadas. Los plazos y excepciones bien documentadas, pueden marcar la diferencia en favor del cliente.

Por otro lado, también se recibirá asistencia en cuanto a accidentes laborales, para lo cual el abogado encargado del caso deberá estar cualificado en Derecho Penal y Derecho Laboral. Esta situación también puede requerir gran complejidad. El asesoramiento del abogado que se encargue del caso, deberá consistir también en poner en contacto al cliente con un perito forense. Además, quien se encargue de estar tareas habrá de tener experiencia con términos médicos que suelen darse en los informes.

¿Cuáles son los derechos de un trabajador?

¿Cuáles son los derechos de un trabajador?
En nuestro país los trabajadores de empresas o autónomos, cualquier persona que trabaje y por ello reciba una remuneración deben o deberían tener una serie de derechos y de obligaciones.

Lo que regula esta materia es el Estatuto de los Trabajadores que es un documento que engloba los derechos básicos de un trabajador.

Entre los que se entienden por derechos básicos de un trabajador se encuentran la libre elección de profesión, la libre sindicación, la negociación colectiva, ele derecho de todos los trabajadores a realizar huelga, el derecho a reunión, el derecho a participación en la empresa y el derecho a adoptar medidas frente a un conflicto.

Además no se puede discriminar a ningún trabajador por razones de edad, condición social, religión, ideología política, condición sexual, y hay que respetar el derecho del trabajador a la intimidad y a la dignidad.

También hay que respetar el derecho de un trabajador a la formación profesional en el trabajo y los permisos que correspondan para acudir a cursos de formación o a exámenes.

Un trabajador tiene derecho a trabajar en buenas condiciones de seguridad y de higiene y a recibir su salario correspondiente de forma puntual mensualmente.

No tiene por qué correr riesgos ya que el empresario está obligado a cumplir una serie de normas de seguridad y prevención para evitar accidentes laborales y para velar por la salud de sus empleados.

Por su parte el empresario también tiene una serie de derechos como la capacidad de dictar órdenes acerca de la forma de trabajar y el tiempo de trabajo, tiene derecho y poder de variación, es decir, de transformar si lo considera necesario la ejecución del trabajo.

El empresario también tiene poder disciplinario, está en su derecho de controlar y vigilar si sus empleados están desarrollando su trabajo como es debido y si cumplen con sus obligaciones tanto las de su puesto de trabajo como llegar puntuales o respetar a sus compañeros.

Contrato de apoyo a los emprendedores

En el Real Decreto Legislativo 3/2012 encontramos el contrato de apoyo a los emprendedores, con derecho a incentivos fiscales y a bonificaciones para la empresa.

Los objetivos que se han perseguido al incorporar este tipo de contrato son el facilitar el empleo estable y potenciar la iniciativa empresarial.

El contrato de apoyo a emprendedores puede ser utilizado por empresas que tengan menos de 50 trabajadores, siendo así de interés para la mayoría de empresas de nuestro país.

Este contrato, es un contrato por tiempo indefinido, y además debe ser celebrado a jornada completa.

También en este caso, la normativa exige que se formalice por escrito y en el modelo oficial correspondiente.

El régimen jurídico que se aplicará a este tipo de contrato:
  • El Real Decreto Legislativo remite en cuanto a su régimen jurídico al Estatuto de los Trabajadores y a los convenios colectivos para los contratos indefinidos. Este contrato tendrá el mismo régimen jurídico que cualquier otro contrato indefinido.
  • Existe una excepción en la duración que tendrá un periodo de prueba de 1 año.
Los supuestos donde el empresario no puede celebrar un contrato de este tipo:
  • No podrá celebrarlo si en los 6 meses anteriores extinguió contratos de trabajo por causas objetivas declaradas improcedentes por sentencias.
  • Si en los 6 meses anteriores el empresario recurrió a un despido colectivo (Expediente de Regulación de Empleo).

En ambos casos cuando se trata de extinción por causa objetiva o por despido colectivo se aplica las siguientes reglas:
  • Las extinciones que se tienen en cuenta serán solo las que se produzcan con posterioridad a la reforma de 2012.
  • La exclusión solo opera cuando se trata de cubrir puestos de trabajo del mismo grupo profesional que los afectados por la extinción.
  • La exclusión únicamente se aplica para la contratación en el mismo centro o en los centros de trabajo afectados por la extinción.

Despido disciplinario

Según establece el artículo 49.1.k del Estatuto de los Trabajadores el contrato de trabajo se extingue por despido del trabajador. Una de las especies del género es el llamado despido disciplinario, que puede ser definido en virtud del artículo 54.1 del citado cuerpo legal, como la extinción del contrato de trabajo por decisión unilateral del empresario basada en un incumplimiento grave y culpable del trabajador.

Las conductas que pueden ser sancionadas con un despido disciplinario vienen establecidas de manera genérica en el artículo 54.2 del Estatuto de los Trabajadores. En la práctica, dada la amplia interpretación judicial que de las mismas se hace, el empresario puede proceder al despido del trabajador ante cualquier incumplimiento grave y culpable del mismo, si bien deberá encajarlo en alguna de las causas fijadas en el citado precepto -S.T.S.de 24 de julio de 1992.-

Encontramos en el Estatuto de los Trabajadores tres notas que tenemos que tener en cuenta para que un incumplimiento sea causa de despido:
  • Ha de tratarse de un incumplimiento contractual.
  • Ha de tratarse de un incumplimiento grave.
  • Ha de tratase de un incumplimiento donde el trabajador sea culpable.
De manera que son causas del despido disciplinario las que enumeramos a continuación:
  • Faltas repetidas e injustificadas de asistencia y puntualidad al puesto, de manera repetida e injustificada.
  • Indisciplina y desobediencia en el trabajo.
  • Ofensas verbales o físicas al empresario, a trabajadores de la misma empresa o familiares.
  • Trasgresión de la buena fe contractual y abuso de confianza en el desarrollo del trabajo.
  • La disminución continuada y voluntaria del rendimiento en el trabajo.
¿Se ha visto afectado por un despido? ¿No le ha quedado claro si le han despedido cumpliendo con la ley o no? Salga de dudas visitando nuestro despacho de abogados laboralistas en Granada. Desde aquí, nuestros profesionales del derecho estudiarán su caso y le orientarán para que consiga solventar el despido de la mejor manera posible.

Busco abogado - Abogados españa Safe Creative #1510260203442

AVISO LEGAL · LSSI · POLÍTICA DE COOKIES · POLÍTICA DE PRIVACIDAD


Este sitio emplea cookies como ayuda para prestar servicios. Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies. OK Más información