Despido. Individual y colectivo (ERE)

Despido. Individual y colectivo (ERE)

Cuando una persona está en un puesto de trabajo y es despedida puede ser por varias razones, es decir, el despido individual puede ser disciplinario u objetivo.

En el primer caso el empresario decide despedir al empleado porque ha tenido alguna falta grave, y el segundo despido se refiere a que el trabajador ha sido despedido por: su ineptitud, falta de adaptación, falta de asistencia al trabajo, causas económicas, técnicas, organizativas o de producción e insuficiencia de consignación presupuestaria.

Por otro lado está el denominado despido improcedente que es aquel en el que el empresario no tiene ningún motivo justificado para despedir a su empleado. A partir de ahí o se readmite al trabajador o se le paga una indemnización equivalente al tiempo que llevaba en la empresa.

Asimismo otro caso diferente es el del despido colectivo que tiene unas particularidades distintas, se trata del Expediente de Regulación de Empleo, conocido por todos como ERE que se adopta cuando un empresario tiene la intención de tomar una serie de medidas para regular el empleo de su empresa.

Este expediente lo comienza un empresario, los trabajadores por su parte formarán una comisión representativa una vez comunicada esta situación por parte del empresario.

Además la empresa tendrá que redactar una memoria para explicar las causas del expediente, sus cuentas, los informes técnicos correspondientes según la causa, el número y la clasificación de los trabajadores, la información sobre la composición de las diversas representaciones de los trabajadores, una copia de la comunicación del inicio del despido colectivo, un listado de los representantes de los trabajadores que integrarán la comisión y un plan de recolocación externa en aquellas empresas que se despidan a más de 50 empleados.

Tras el ERE lo que puede ocurrir es la suspensión de la relación laboral o la reducción de la jornada. Si desea más información sobre todo lo que puede ocurrirle si su empresa decide comenzar un proceso así y conocer todos sus derechos, confíe en nuestros abogados profesionales de Granada y no se arrepentirá.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE