El contrato fijo-discontinuo

El contrato fijo - discontinuo es una de las modalidades de contrato que se recogen en el Estatuto de los Trabajadores y que tiene por objeto la contratación de trabajadores para actividades que se repiten anualmente pero sobre las cuales no se puede establecer una fecha exacta.

¿Cuál es la diferencia con un contrato temporal?

  • Radica en las actividades, que en un contrato temporal no tienen por qué repetirse con periodicidad anual. 

  • Además, existirá una fecha determinada para la realización de estas. 


En la práctica, la diferencia es difícil de discernir, así que contar con un buen abogado laboralista puede sacarle de muchas dudas.
En principio, se considera que no es apropiado celebrar un contrato fijo - discontinuo si la actividad forma parte de un programa anual y, por lo tanto, las fechas son ciertas.
El ejemplo típico para explicar este caso es la recogida de fruta o la vendimia.
La formalización del contrato se hace por escrito y en el contrato se hace constar la duración estimada de la actividad y la jornada laboral estimada.

En cualquier caso, no dude en visitar nuestro despacho de Granada, aclararemos todas sus dudas respecto a sus condiciones laborales, y velaremos por el correcto cumplimiento de sus derechos.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE