Despido improcedente

Despido improcedente en Granada

En el equipo de Abogado Laboralista que le presentamos en Granada, se tratarán asuntos de despido improcedente, otra de las modalidades de despido existentes.

Básicamente, vincularemos este término a una finalización de contrato que no cumple con los requisitos de fija la Ley en cuando a legislación laboral. El despido solamente será válido si se demuestra la procedencia de la extinción contractual.

En realidad, solamente los jueces son quienes en último término deciden sobre la improcedencia de este tipo de despidos.

El trabajador será quien tenga que acudir a instancia judiciales para hacer reconocer sus derechos ante la Ley.

Los abogados laborales le asistirán en todos y cada uno de los pasos que hay que dar. Existen distintas modalidades de despido que conocen bien los profesionales dedicados a este ámbito.

-Concepto de despido objetivo. Además de especificarse las motivaciones de la supresión contractual, la empresa deberá proceder a avisar al trabajador con una antelación de al menos un mes. Entre las causas que hay que alegar por parte de la empresa para el despido objetivo, se hallan tanto razones de producción, como económicas y de otros tipos, incluyendo técnicas.

-Despido disciplinario. Básicamente, las razones para el despido disciplinario, serán faltas graves cometidas por el o los empleados. En este caso también hay que regirse por el Estatuto de los Trabajadores, así como por el respectivo Convenio Colectivo. Entre las causas directas de despido disciplinario, encontraremos principalmente absentismo laboral no justificado, así como otras menos frecuentes pero no por ello menos importantes, como puede ser acoso a uno o varios trabajadores/as de la empresa. Los responsables de la compañía que proceda al despido disciplinario, deberán adjuntar junto con la carta de despido, un documento que contenga todas las razones por las cuales se considera el despido como disciplinario. Tendrán que ser razones demostrables.

Este es un punto fundamental, pues se dan muchos casos de despidos que se consideran improcedentes una vez han ultimado su andadura por el proceso judicial.

Hay que tener en cuenta que, cuando el empleado o los empleados consideran que su despido es injustificado, tienen que representarse por letrados expertos. Hay que contar con que la empresa ya posee su propio grupo de abogados que defenderán los intereses de la compañía, aunque las decisiones no sean positivas para los trabajadores.

En esta suerte de batalla judicial hay que presentarse bien armados legalmente, conociendo todas las particularidades y cambios de las leyes en cuanto a derechos de los trabajadores.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE